Diferentes modalidades de esquí que se pueden practicar.

Si has decidido por fin iniciarte en el mundo del esquí, pero necesitas saber más sobre qué estilo es el más adecuado para ti, estás en el lugar indicado. Freeride, slalom o cross-country son solo algunas de las variaciones de este deporte de nieve que puedes practicar. Para que no tengas ninguna duda y puedas elegir con propiedad hoy vamos a hablaros de las diferentes modalidades de esquí, para que sepas en que consiste cada una y cuáles son las emociones que pueden ofrecerte en la nieve.

El esquí es un deporte de invierno que ha ido evolucionando con el paso de los años. Esto ha supuesto que se hayan ido creando diferentes tipos de modalidades de esquí, cada uno con sus técnicas y disciplinas. Aunque se pueden dar múltiples variedades, vamos a distinguir cinco grandes familias: esquí alpino, esquí de travesía, esquí de fondo, esquí freeride y esquí freestyle.

Cada una de estas variedades cuenta con una serie de características propias que convierten al esquí en un deporte versátil y perfecto para disfrutar en la nieve tanto si quieres mejorar tu forma física como si lo que buscas es experimentar esa sensación de volar sobre las montañas. Pero, ante todo, no olvides que la aprender a esquiar requiere esfuerzo, paciencia y un buen instructor. Asimismo, es necesario contar con un buen equipo para poder practicarlo siempre con seguridad.

Esquí alpino

El esquí alpino es también conocido como esquí de descenso y es una de las modalidades de esquí más populares. Su nombre viene de Los Alpes y consiste en descender en el menor tiempo posible por un itinerario previamente determinado y señalizado con balizas. Para poder practicarlo con seguridad, es muy importante tener en cuenta la fijación de las botas al esquí, que debe ser óptima.

Dentro de esta modalidad encontramos, a su vez, otras variantes diferentes. Como el eslalon o slalom, que consiste en un recorrido de descenso corto en el que hay muchas puertas por las que pasar utilizando giros muy cerrados y complicados. Otros conocidos son el eslalon gigante, que cuentan con menos puertas; y el Súper G o Súper Gigante, que combina el descenso a toda velocidad con la agilidad que requiere el eslalon.

Esquí de fondo

El esquí de fondo recibe también el nombre de esquí nórdico o cross country. Su origen es curioso, porque no siempre ha sido un deporte, sino una práctica común de transporte para los habitantes de los países nórdicos. El esquí nórdico consiste en caminar durante largos trayectos normalmente por terrenos llanos. La finalidad es completar un recorrido en el menor tiempo posible.

Esta práctica es una alternativa a las raquetas de nieve y, dentro de ella, podemos encontrar una modalidad clásica que se basa en desplazarse en línea recta; y otro estilo patinador, en la que te vas deslizando por la montaña como si te hubieras enfundado un par de patines.

ESQUÍ DE TRAVESÍA

El esquí freestyle o esquí de estilo libre es de las modalidades de esquí más llamativa, puesto que los deportistas que la practican realizan esos saltos y acrobacias en el aire que dejan boquiabierto al espectador. El dato curioso de este estilo es que surge a partir de los esquiadores que se atrevían con las acrobacias mientras descendían sin mayor pretensión que divertirte. Pero, en el año 1979 fue reconocido por la Federación Internacional de Esquí como deporte.

Dentro de esta impresionante práctica, encontramos dos tipos. Por un lado, se encuentra el esquí aerial, que se ayuda de una rampa empinada para realizar saltos increíblemente altos. El otro tipo es el esquí mogul, que consiste en hacer un recorrido con pendientes y baches desde los que poder tomar impulso para hacer piruetas. Ambos son recomendados para esquiadores altamente experimentados.

ESQUÍ FREERIDE

Por último, nos referimos al esquí freeride, el estilo más libre de todos. Aquí, el esquiador no sigue ningún camino, sino que tiene total libertad para ir desplazándose por la nieve. Se practica con más facilidad cuando se acude a una montaña virgen que no está muy concurrida y donde predomina la nieve en polvo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta especialidad está solamente recomendada para esquiadores con una gran experiencia, puesto que implica salirse de las pistas señaladas.

Este tipo de modalidades de esquí te ofrece la posibilidad de guiar tu propio camino y disfrutar de espectaculares paisajes. Pero esto conlleva asumir riesgos en mayor medida, porque se transita por terrenos desconocidos que no están preparados expresamente para practicar. Las pistas que conocemos están totalmente acondicionadas para practicar este deporte con seguridad, todo lo que sea salirse de ellas es territorio no preparado que puede depararnos varios obstáculos. De ahí la importancia de que su práctica se limite a esquiadores muy experimentados.

Cuál de las modalidades de esquí que más te llama? Si quieres comenzar a explorar cualquiera de ellas y comenzar a disfrutar del esquí en Sierra Nevada, el primer paso es contar con un buen instructor. Esperamos poder conocerte pronto y ayudarte con la mejor formación para convertirte en un estupendo esquiador.

Add Your Comment

Abrir chat