La mejor nieve para esquiar ¿Sabías que la nieve que cae en Europa puede adoptar hasta diez formas diferentes? Si eres un esquiador experimentado sabrás que es importante estar muy al tanto sobre el estado de las pistas de nieve cuando queremos esquiar. Hay varios factores que determinarán el tipo de nieve que nos encontraremos, como la localización o las condiciones meteorológicas. La importancia de conocer en qué estado concreto nos encontraremos la nieve reside en que esto puede provocar que la práctica varíe, se vuelva más sencilla o más peligrosa.

Si estás iniciándote en el mundo del esquí, todavía no conoces por qué es tan importante adelantarse al detalle sobre el estado de la pista o lo de nieve polvo o nieve primavera te suena raro, no te preocupes. En el blog definimos los tipos de nieve y te aclaramos cuál es la mejor nieve para esquiar.

Mejor nieve para esquiar , diferentes tipos de nieve, consejos sobre como esquiar en función de la nieve

Lo primero que tenemos que saber es que es posible definir y clasificar los estados de la nieve según su temperatura, su grado de espesor o si es más o menos resbaladiza. Igualmente, existen multitud de términos para definir los distintos tipos de nieve. Nos centraremos en los más utilizados, para que te conviertas en un verdadero experto y sepas con certeza cuál es el mejor momento para esquiar.

LA NIEVE POLVO

La nieve polvo también es conocida como nieve azúcar y muestra un aspecto esponjoso. Adopta este estado cuando su temperatura es muy fría y ha caído hace poco tiempo. Su consistencia es muy ligera, por lo que ofrece a los esquiadores la posibilidad de deslizarse con facilidad y rapidez. Si una estación de esquí presenta este tipo de nieve será, seguramente, porque ha nevado recientemente y en muchas cantidades.

Para poder reconocer si estamos ante nieve en polvo tenemos que fijarnos en el efecto que se provoca cuando nos deslizamos con los esquís. Si mientras esquías se crea a tu alrededor una especie de nube con trozos de nieve, estás sobre nieve polvo. Otra de sus características es que las caídas son menos peligrosas en este tipo de nieve. Para mucha gente es considerada la mejor nieve para esquiar ya que es tan blanda que, si terminas, en el suelo la caída se verá amortiguada y, por lo tanto, se reducirán los riesgos de lesión.

LA NIEVE POLVO DURA

Dentro de los distintos tipos de nieve, la nieve polvo dura es una de las más habituales. Se caracteriza por tener una base compacta de nieve polvo creada, normalmente, con la ayuda de las máquinas. Es un estado de la nieve que permite disfrutar del esquí y del snowboard, de hecho, algunos esquiadores la prefieren para mejorar la técnica.

La nieve polvo-dura se reconoce después de una jornada de esquí, cuando ya se han deslizado por la misma zona varios esquiadores. Lo normal es que se vean unas partes más congeladas y otras con copos más finos. Si puedes distinguir estas dos partes en la pista, es probable que estés ante nieve polvo dura que han amasado a primera hora las máquinas.

LA NIEVE DURA

Cuando hablamos de nieve dura nos referimos a la nieve que ha pasado de un estado sólido a un estado líquido por un cambio de temperaturas pero que, más tarde, ha vuelto otra vez al estado sólido. Es conocida también como nieve helada y se caracteriza por ser resistente y ofrecer la sensación de estar prácticamente congelada. Deslizándonos por este tipo de nieve se pueden alcanzar velocidades muy altas, por lo que es más recomendado para esquiadores muy experimentados.

Pero, aunque sea la nieve favorita para los esquiadores más avanzados, es la que más respeto da a los esquiadores principiantes. Esto es porque, además de porque se deslizan con más rapidez de lo que están acostumbrados, el frenado es difícil y se necesita una buena técnica para no caerse. Una caída en nieve dura sí puede contar con más riesgo de lesión por la propia dureza de la superficie donde aterrizaríamos. Por lo tanto, no es la mejor nieve para esquiar para las personas que están iniciándose en este deporte.

Una forma útil de reconocer este tipo de nieve es comprobando si queda huella después de haber pasado encima de la pista. Si al pasar con tus esquís o tu tabla de snowboard no se queda ninguna marca, es que estás atravesando zonas de nieve dura y, por lo tanto, has de tener mucho cuidado.

LA NIEVE HÚMEDA

Podemos localizar nieve húmeda en los lugares donde la nieve se ha mezclado con el agua. Esto puede darse principalmente por dos condiciones, porque acaba de llover o porque ha hecho algo de calor que ha provocado que se derrita un poco la nieve. En este caso, las pistas de esquí no van a encontrar la mejor nieve para esquiar ya que alcanzan una gran densidad que puede llegar a ser peligrosa si tu nivel en el esquí es de iniciación.

Las frenadas se producen de una manera brusca y las posibilidades de clavar los esquís o la tabla en la nieve son altas. Para reconocer este tipo de nieve húmeda, fíjate en si la pista cuenta con pequeños charcos o si cuando vas caminando escuchar el típico “chof, chof”, porque esto significará que la pista está muy húmeda. Pero si tu tiempo para practicar esquí es limitado e irremediablemente te topas con un día de nieve húmeda, lo recomendable es que no vayas muy deprisa y evites las zonas de pendientes muy grande.

LA NIEVE PRIMAVERA

La nieve primavera es aquella con la que nos encontramos cuando están cerca los meses más calurosos del año. La nieve adopta un aspecto muy esponjoso y bastante parecido al de la nieve húmeda. Por esto último hay que tener en cuenta que deslizarse por una nieve que está un poco derretida, es algo peligroso debido a las amplias posibilidades de encontrarse alguna “bañera” de agua.

Ten en cuenta que las estaciones de esquí se encargan de que el estado de la nieve sea óptimo el mayor tiempo posible con máquinas y cañones de nieve, hasta en primavera. Si escoges esta estación, lo más recomendable es aprovechar las primeras horas de la mañana, que es el momento donde encontraremos la mejor nieve para esquiar en los días que se presente este tipo de condiciones.

Cuál es la mejor nieve para esquiar?

Ahora que conoces los diferentes tipos de nieve que puedes encontrarte ¿Cuál es la mejor para esquiar? Según todo lo que hemos apuntado, la mejor nieve para esquiar es la nieve polvo. Este estado permite a los esquiadores un deslizamiento más sencillo a la vez que una mejor sujeción. También puedes frenar con mayor facilidad y, en caso de caída, el peligro se minimiza porque la nieve en polvo amortigua mejor que otras.

Add Your Comment

Abrir chat