-APRENDER A ESQUIAR EN ESCUELAS PROFESIONALES

-CONSEJOS PARA APRENDER MÁS RÁPIDO A ESQUIAR


Si hay una pregunta repetida por aquellos que tienen intención de iniciarse en el esquí, esa es cuánto tiempo van a tardar en aprender a esquiar. La respuesta no es concreta, porque tardar más o menos tiempo en manejarte encima de la nieve depende de varios factores. Y no es que esta afirmación sea inútil, sino porque no hay un método exacto con el que medir el tiempo que se precisa para obtener un buen nivel.

Podemos decir que una persona tiene un buen nivel de esquí cuando es capaz de controlar la velocidad y de encadenar las curvas encima de los esquís. Esto conlleva varios kilómetros de paseos por las pistas y, si es tu primera vez, clases profesionales. Aunque al montarse en los esquís sin haberlo hecho antes cada persona progresa de una manera diferente, contratar clases de esquí es una solución cómoda.

 

Esta formación te ayudará a desenvolverte. También es una opción beneficiosa si ya sabes esquiar para perfeccionar la técnica o eliminar
malos hábitos. Las escuelas de esquí cuentan con personal cualificado y especialista, están acostumbrados a tratar con alumnos de muchos tipos, tanto alumnos que quieran aprender a esquiar desde 0, principiantes, avanzados. Por ello, es recomendable que te dejes aconsejar y te lances a sus propuestas, aunque acabes más de una vez en el suelo, eso es parte del proceso de todo novato en la nieve.

 

APRENDER A ESQUIAR EN ESCUELAS PROFESIONALES

 

Aprender a esquiar rápidamente

Así, no es mala idea comenzar a esquiar de la mano de alguien que te enseñe de manera profesional, pero igualmente tendrás que tener paciencia para aprender a esquiar de manera correcta. Es conveniente que la formación se repita, como mínimo, una vez a la semana o aunar varias clases en los siete días. Seguro que tu profesor empieza con lo básico: la cuña para frenar, buena postura para no resbalarse hacia atrás o los giros. Ser constante será también vital, no te dejes caer en la frustración si las primeras veces te caes mucho, es totalmente normal.


Los primeros días, sobre todo, vas a caerte muchísimas veces. Pero, recuerda que no tiene importancia. Simplemente repasa qué puede haber pasado para terminar en el suelo. Quizás te has inclinado demasiado hacia atrás o la posición de tus rodillas no era la correcta; o has tratado de hacer un giro con una velocidad que no era la adecuada. Piensa que cada caída es un aprendizaje, y esa lección es necesaria para que, con el tiempo, domines las pistas de esquí.

También es importante no querer pasar de nivel a toda costa. Si eres un principiante y buscas ir directamente a las montañas más empinadas es altamente probable que no llegues a aprender a esquiar nada. Hay que ir poco a poco y pasando de nivel cuando realmente se dominen las técnicas que te proponga tu profesor de esquí. Las pistas normalmente suelen estar señaladas por colores según su dificultad. De este modo, las pistas verdes son las más sencillas; las rojas las de dificultad intermedia y las negras las más difíciles. Empezarás por la verde, pero si eres constante terminarás pensando que las negras son coser y cantar.

 

CONSEJOS PARA APRENDER MÁS RÁPIDO A ESQUIAR

Ya lo hemos dicho, aprender a esquiar bien no es cuestión de un día ni de dos. Es un proceso lento que debe ser guiado por un especialista y depende mucho de la persona que se calce los esquís. Las garantías de ser bueno esquiando rápidamente no existen. Sin embargo, si de verdad estás impaciente por deslizarte con destreza por las colinas nevadas hay algunos aspectos que puedes ir preparando para que todo fluya mejor. Toma nota.


Un tiene que ver con la forma física. Es cierto que la existencia de diferentes niveles de esquí hace que casi todo el mundo pueda practicar este deporte, siempre y cuando conozca sus limitaciones. Sin embargo, cuanto mejor forma física tengas, mejor afrontarás los retos que se planteen en el proceso de aprendizaje y en la propia práctica. El esquí es un deporte exigente y requiere de un esfuerzo físico. La parte buena es que cuanto más tiempo dediques al esquí, más mejorará tu forma física. Ya lo irás notando.

 


Otra cosa que puedes hacer es practicar en las pistas fuera de clase todo el tiempo que puedas. Esto ayudará a que llegues con los deberes hechos a tu próxima lección. Por supuesto, para avanzar lo más rápido posible también debes hacer caso en todo a tu instructor. Para ir corrigiendo los errores que te señale, puedes pedir a alguien que te grabe mientras esquías. De este modo localizarás más fácilmente dónde está el error. También puedes consultar toda la información que brinda Internet sobre consejos y recomendaciones a tener en cuenta antes de esquiar.


Ahora que ya conoces que para aprender a esquiar con destreza necesitas paciencia y un buen instructor, no dejes que este invierno pase otra vez sin que hayas aprendido. En Sierra Nevada TNS ponemos a tu disposición nuestra escuela de esquí en Sierra Nevada, Granada. En ella encontrarás a monitores profesionales con auténtica pasión por este deporte. Su misión, es que te enamores de la nieve tanto como ellos. Entra en nuestra web para ver toda la información ¡Y empieza a disfrutar de la nieve!

 

clases particulares de esqui

 

Add Your Comment

Abrir chat